Método definitivo para cambiar tus vinilos

Cuando los vinilos comenzaron a surgir, fuiste de las primeras personas en colocar varios en las paredes de tu casa de Badalona. Durante un tiempo, causaron furor entre tus amigos y familiares, llegando alguno a copiar tu idea para decorar su casa. No obstante, han pasado unos cuantos años y deseas renovar la decoración de tus estancias. En este punto te planteas que, si no remueves adecuadamente los vinilos, es probable que dañes la pared. En Don Piso Badalona, sabemos que no tienes de qué preocuparte. Vamos a explicarte cómo debes realizar el proceso y mantener totalmente intactas tus paredes o ventanas.

Lo ideal sería que tuvieras una pistola de calor para llevar a cabo esta actividad. En el caso de que no cuentes con una, no debes angustiarte. La opción ”low cost” es hacer uso del secador de pelo. Para comenzar, debes localizar uno de los extremos de tu vinilo. Una vez que lo tengas ubicado, enchufa el secador y comienza a aplicar calor en esta zona. En el caso de que tengas la pistola, asegúrate de que aplicas el calor necesario para evitar dañar el material. A medida que vayamos aplicando el calor, podremos ir despegando, muy poco a poco, el vinilo. En este punto debes tener mucha paciencia. Más que nada porque, llevado por el impulso, puedes intentar despegar más superficie de la que corresponde y terminar llevándote un trozo de yeso adherido.

Lógicamente, la duración de este paso se encontrará directamente relacionada con el tamaño de nuestro vinilo. Cuando consigas desprender todo, te recomendamos que limpies la pared para quitar los posibles restos de adhesivo que puedan quedar en ella.

En el caso de que, además tengas algún vinilo pegado en algún cristal de tu casa, quitarlo es muy sencillo. Tan solo vas a necesitar una cuchilla o un cúter. Con la ayuda de dicho objeto, busca una de las esquinas del vinilo y levántala. Agarra el vinilo y tira hasta que lo despegues entero. Quita el pegamento que quede en tu cristal con la ayuda de un paño limpio empapado en alcohol. Posteriormente, vuelve a limpiarlo con tus productos habituales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *