Que no te timen: las principales estafas y fraudes que te puedes encontrar

En Don Piso Badalona, sabemos que, una de las decisiones más importantes que cualquier persona puede tomar a lo largo de su vida, es comprarse una vivienda. Este paso tiene una gran transcendencia, dado que, por un lado, supone alcanzar un determinado estatus en la sociedad, asociado a ser una persona más seria y comprometida y, por otro, implica que crearemos un espacio que consideremos nuestro autentico hogar. Lógicamente esto va a tener grandes repercusiones en nuestra vida diaria, debiendo asumir el coste de una hipoteca y llevar un nivel de gastos más comedido.

Teniendo en cuenta los sacrificios que esto puede suponer, resulta una tragedia que las ilusiones que tienes depositadas tras tomar la decisión, se trunquen por el comportamiento malicioso de agentes externo. Por este motivo, pretendemos ponerte al corriente de las principales situaciones negativas que te puedes encontrar y que debes evitar a toda costa, para asegurarte una compra sin sobresaltos.

En el caso de que optes por ahorrarte algo de dinero comprando un piso sobre plano, debes saber que tendrás que entregar previamente una cantidad determinada al constructor, a la agencia que se encarga de la venta o al propietario del terreno donde se va a construir. El problema surge si dicha persona desaparece, dejándonos sin dinero y sin vivienda. Por eso te aconsejamos que te informes previamente y te asegures que puedes confiar en ellos.

Otra situación que te puedes encontrar es que la persona que desee vender la propiedad, esté suplantando la identidad del auténtico dueño. Generalmente, van a solicitarte una cantidad previa para mostrarte la vivienda. Por supuesto, no accedas a dicha petición, dado que carece de sentido.

Algo que puede llegar a enturbiar mucho tu adquisición, es el hecho de que la vivienda que vas a comprar tenga cargas asociadas, como puede ser que existan impagos o embargos y que el propietario no te lo comente. Una forma sencilla de conocer la situación real, es acudir al Registro de la Propiedad y solicitar información al respecto. Verás cómo te quedas tranquilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *